La alimentación en el primer año de vida pude ser muy confusa, es por esto que hemos decido realizar un breve post para que sepáis todo lo necesario para alimentar correctamente a vuestra hija/o.

Antes de esto vamos a dar una serie de conceptos muy importantes y que os deben de sonar antes de comenzar con el artículo.

Qué es una alergia alimentaria

Una alergia alimentaria es un proceso de extrema sensibilización del sistema inmunitario a una sustancia determinada de un alimento, de tal manera que la reconoce como un agente nocivo y es por esto que crea una respuesta frente este supuesto agente nocivo. 

Qué es una intolerancia alimentaria 

Una intolerancia alimentaria, en cambio, es una incapacidad de nuestro cuerpo de digerir o metabolizar correctamente una sustancia de un alimento de tal manera que se forman una serie de dolencias provocadas por esta incapacidad de metabolizar correctamente esta sustancia.

Alimentación desde el primer mes hasta el primer año

La alimentación del recién nacido debe de ser prioritariamente leche materna ya que da los nutrientes necesarios para mantener al recién nacido en un estado óptimo de salud además de que el calostro de la leche materna producida tras el parto contiene anticuerpos para combatir las infecciones del recién nacido. 

Pero no siempre se puede dar la leche materna, y en estos casos deberemos de buscar una leche materna artificial. La lactancia debe ser obligatoria desde el primer mes hasta el sexto como mínimo, aunque lo óptimo sería combinar la lactancia incluyendo nuevos alimentos a partir del sexto mes.

A partir de este mes empezaremos a poder suministrar otro tipo de alimentos, como por ejemplo: cereales sin gluten, aceite de oliva, las frutas y verduras (a excepción de las verduras que acumulan muchos nitratos, estas deberemos de retrasarlas). Deberemos de iniciar con una cantidad baja del alimento e ir incluyendo los alimentos de uno en uno (esto lo hacemos para que en caso de que se produzca una alergia o intolerancia alimentaria podamos saber a qué alimento se corresponde), es importante dar una gran variedad de alimentos para que se vaya acostumbrando a ese alimento y para que podamos detectar una determinada alergia o intolerancia alimentaria.

En el séptimo mes aumentaremos un poco la cantidad de los alimentos introducidos con anterioridad y añadiremos nuevos alimentos: cereales con gluten, los frutos secos (estos deberán de ser en forma de papilla o puré) y las carnes magras como son el pollo, conejo, el pavo, entre otras.

En el octavo mes volveremos a aumentar la cantidad de los alimentos introducidos con anterioridad y agregaremos las carnes más grasas a la dieta como son la de ternera y ciertas partes del cerdo.

En el noveno mes volveremos a aumentar la cantidad de los alimentos introducidos con anterioridad y agregaremos la yema del huevo y derivados lácteos como el yogur o el queso tierno (en muy baja cantidad y de uno en uno).

En el décimo mes empezaremos con la introducción de legumbres y pescados (importante que los pescados sean de pequeño tamaño al principio e ir aumentando el tamaño poco a poco) 

Por último, en el doceavo mes añadiremos finalmente las verduras con más nitratos, la leche y sus derivados lácteos y la clara del huevo.

Alimentación a partir del primer año de vida

Será importante que él bebe reciba una dieta equilibrada y varia, habrá que tener cuidado con posibles alimentos sólidos por tanto es mejor hacer pures o potitos de esa clase de alimentos.

La miel, el chocolate y otros alimentos podrán ser introducidos en este periodo.

Para terminar, me gustaría recordar la importancia de incluir de uno en uno los nuevos alimentos en los niños para poder detectar posibles alergias o intolerancias, además de esto también es vital que él bebe pruebe todos los alimentos posibles ya que se ha demostrado que retrasar mucho la aparición de un alimento puede fomentar el rechazo de ese alimento en cuestión.

Leave a reply