El post de hoy es sobre la tiroides. Esta glándula es tan importante ya que regula el metabolismo de nuestro organismo, y esto lo hace mediante dos hormonas que son segregadas por la tiroides: la T3 (triyodotironina) y la T4 (tiroxina).

Estas hormonas tienen una función parecida, pero se diferencian en cómo realizan esta acción tanto en intensidad, velocidad o duración de su efecto. A continuación, vamos a tratar dos enfermedades muy comunes derivadas de la tiroides: el hipotiroidismo y el hipertiroidismo. 

Hipertiroidismo

Es una enfermedad que hace que la tiroides segregan más hormonas de las necesarias, de tal manera que haya un exceso de esta. Esto provoca diversos síntomas en nuestro cuerpo como podrían ser debilidad muscular, temblores, cambios de humor, pérdida de peso, estos serían algunos de los síntomas que puede generar el hipertiroidismo. 

Por suerte hay tratamientos para esta enfermedad: medicamentos, terapias con yodo radiactivo o cirugía. Será el facultativo quien tenga que poner un tratamiento, no tratéis de llevar el tratamiento por vuestra cuenta sin unas prescripciones médicas y la aprobación de este.

Hipotiroidismo

Es un trastorno por el cual la tiroides no tiene la capacidad suficiente para segregar hormonas tiroideas de manera normal, esto hace que se segreguen menos de las que el cuerpo necesita y por tanto no se logra satisfacer las necesidades del cuerpo. Este trastorno hace que podamos padecer ciertos síntomas, como podrían ser: aumento de peso, fatiga, disminución de la sudoración, dolor articular y muscular, estos serían algunos de los síntomas que genera el hipertiroidismo.

Pero al igual que en el hipertiroidismo, gracias a los avances de la ciencia disponemos de tratamiento para esta enfermedad: este tratamiento se basa en dar ciertos medicamentos que reemplazan las hormonas que la tiroides no puede segregar.

Prevención

La mejor prevención para evitar las enfermedades tiroideas sería evitar medicamentos que produzcan o puedan producir cambios en la tiroides y un aporte adecuado de yodo, el cual se puede lograr teniendo una alimentación equilibrada y saludable.

Si tienes cualquier sospecha sobre si puedes padecer alguna enfermedad tiroidea, acude a tu médico de cabecera.

Efectos que producen la tiroides en los músculos

Las hormonas tiroideas producen unas reacciones musculares energéticas, esto se debe a el aumento de la contracción muscular, la biosíntesis de la miosina y de enzimas que aumentan la actividad de la creatina quinasa. Además de un aumento en la captación de la glucosa en la célula.

La glándula tiroidea es un componente muy importante y fundamental en nuestro cuerpo, y a la que debemos tratar de protegerla, tener consciencia de sus funciones y conocer un poco sus posibles alteraciones.

Si quieres empezar a entrenar con un objetivo claro ponte en manos de profesionales y consulta nuestros planes adaptados a las necesidades de cada usuario. Tienes toda la  información aquí  o ponte en contacto con nosotros aquí

Leave a reply